Bebes y niños pequeños, de 0 a 3 años de edad

Fortalecimiento del lenguaje y la alfabetización
Las investigaciones indican que las habilidades tempranas del lenguaje y la alfabetización (las habilidades que utilizamos para leer, escribir y comunicarnos con los demás) se desarrollan a muy temprana edad. Los primeros tres años de vida de un niño son muy importantes para el desarrollo de estas habilidades. 2 ¿Cuándo aprenden estas habilidades los niños (bebés, niños pequeños y niños en edad preescolar)? Este aprendizaje se produce durante sus primeras experiencias con las personas y los objetos. Las interacciones de los niños pequeños con materiales como libros, papel o lápices de colores y con los adultos presentes en sus vidas son los componentes esenciales del desarrollo del lenguaje, la lectura y la escritura.

Las habilidades tempranas del lenguaje y la alfabetización se desarrollan mejor en entornos de la vida real, a través de experiencias positivas en los momentos cotidianos que pasa con su hijo, leyendo libros, hablando, riendo y jugando juntos. 2 Los niños aprenden el lenguaje cuando usted les habla y ellos se comunican con usted, y cuando escuchan canciones e historias en voz alta. Los niños desarrollan las habilidades tempranas de alfabetización cuando usted les brinda la oportunidad de jugar con libros y otros materiales escritos, como revistas, periódicos y menús de restaurantes con entrega a domicilio, y rotuladores y lápices de colores.

Fortalecer la alfabetización temprana en su hijo no implica enseñarle a leer.3 En cambio, usted, como padre y primer educador, fomenta un amor por la lectura y la comunicación que prepara a su hijo para lograr un buen desempeño académico en el futuro. La enseñanza formal que presiona a los bebés y niños pequeños para que realmente lean y escriban palabras no es adecuada desde el punto de vista del desarrollo, y puede ser contraproducente si los niños comienzan a asociar la lectura y los libros con la ansiedad o el fracaso. Los niños aprenden mejor jugando: desarrollan habilidades físicas y sociales y ejercitan su creatividad. El juego fomenta el amor por el aprendizaje.

CONSEJO IMPORTANTE: ¡Continúe hablando en su lengua materna!

Los padres no deben preocuparse por tratar de enseñar el idioma inglés a sus hijos, sino que deben hablar, cantar y contar historias en su propia lengua tanto como sea posible. Las habilidades de vocabulario y prealfabetización se transfieren a los nuevos idiomas con más facilidad cuando los niños tienen una base sólida en su lengua materna. Si alguien les dice a los padres que los niños se “confundirán” o que se retrasará su aprendizaje del idioma inglés, ¡está equivocado! 

2Centro Nacional para Bebés, Niños Pequeños y Familias (National Center for Infants, Toddlers and Families). "BrainWonders & Sharing Books with Babies". 2003. Disponible en www.zerotothree.org/BrainWonders.

3Spock, Benjamin y Steven Parker. Dr. Spock's Baby and Child Care Section IV: Learning and Schooling, 9.º edición revisada y actualizada. Nueva York: Pocket, 2011.